mother-2549022_1280

Aunque, como bien sabes, aquí en Canarias, debes protegerte del sol durante todo el año, se acerca la época del año en la que vas a acudir a la playa con más frecuencia. Al ser mayor la superficie de tu cuerpo que va a estar expuesta a la radiación ultravioleta deberás extremar las precauciones.

Te damos unos consejos.

Evita tomar el sol en las horas del día en las que la radicación solar incide más (de 12 a 5 de la tarde).
Utiliza un protector solar con un factor de protección 30 como mínimo. Deberás renovarlo cada 2-3 horas y aplícatelo en casa antes de salir.
Aumenta la protección usando gafas de sol, gorra o sombrero, camiseta y cobíjate bajo una sombrilla.
Para las zonas más sensibles, como puede ser la cara o las cicatrices de más de 6 meses (las de menos no conviene exponerlas al sol) aumenta el factor de protección.
En el caso de los niños debes tener especial cuidado (los menores de 6 meses no debes exponerlos al sol, ni siquiera con protección)
El sol, fuente de vitaminas. Sí, pero con fundamento. Conoces el efecto sobre tu estado de ánimo y el aporte de vitamina D para tu organismo que te proporciona el sol pero recuerda ¡Con fundamento! No hacerlo de esta forma puede dar lugar a graves problemas de salud como es el cáncer de piel. Debes tomar conciencia sobre la protección de tu piel y olvídate de los falsos mitos que circulan. Por ejemplo el que hace referencia a las personas que tienen una piel más bronceada y que las radiaciones ultravioletas no les afecta. El que una persona esté más morena no evita que la exposición a los rayos UVA le pueda producir arrugas, fotoenvejecimiento, manchas o incluso cáncer.
Otro caso es el de los días nublados donde la sensación de calor que sentimos puede ser menor y no impide que los rayos solares se filtren a través de las nubes.

Ante cualquier lesión sospechosa, que evolucione en tamaño y forma, se debe consultar al dermatólogo. Este es el médico especialista de la piel, el pelo y las mucosas, así como el más indicado para aplicar el mejor tratamiento en cada caso.

Es un consejo de la Clínica Dermatológica Valerón.