recepcion1

La dermatología es una especialidad de la medicina que se ocupa del estudio de la piel, pelo y uñas y de las enfermedades que les afectan. El objetivo del dermatólogo no es sólo tratar la dolencia cuando aparece, sino también la prevención de las enfermedades, la recuperación de la integridad cutánea y la mejora estética en ausencia de patología.

La piel es el órgano más extenso y visible del cuerpo humano, por lo que son numerosas las alteraciones o enfermedades que pueden afectarla. El médico interesado en formarse como dermatólogo, sigue un proceso de aprendizaje continuado que se prolonga durante un mínimo de 4 años para obtener el grado de especialista en dermatología. Durante este tiempo, ha de familiarizarse con diversas enfermedades y afecciones que requieren un diagnóstico correcto para garantizar un tratamiento exitoso.

Como ejemplo de algunas áreas de estudio y dedicación de la especialidad podemos destacar los eccemas y dermatosis inflamatorias, el cáncer cutáneo, las manifestaciones cutáneas de enfermedades sistémicas, la tricología (estudio y manejo de las enfermedades del pelo), las enfermedades de trasmisión sexual, onicopatías (enfermedades de las uñas), la dermatopatología y la dermatología pediátrica.