DSC_8042

Peeling. ¿Para qué?
Si tienes dudas de para qué hacerte un peeling te contamos que con un peeling consigues en tu rostro una atenuación de las arrugas, una piel que rejuvenece y se queda bien hidratada, aportando luminosidad a tu rostro.

Peeling. ¿Por qué?
El peeling combate las arrugas finas, medias o profundas. Sirve para tratar el acné. También para mejorar el envejecimiento de la piel del rostro, la flacidez, la piel grasa, las machas cutáneas, etc.

Peeling. ¿En qué consiste?
El peeling que te hacemos en el centro usa diferentes ácidos (glicólico, salicílico…) atendiendo a los resultados que se persigan, tu tipo y estado de piel, la edad y tu historial.
Primero hacemos una limpieza facial para eliminar grasa y dejar preparada la piel del rostro para recibir el ácido. Dejamos actuar. Notarás una sensación de picor y enrojecimiento. Una vez que el ácido haya actuado estos efectos irán desapareciendo. Finalmente aplicamos una crema fotoprotectora o calmante.

Peeling. Consejos y recomendaciones
Al hacerte el peeling te aconsejamos dejar de usar cremas que contengan ácido retinoico al menos 3 días antes y no tomar el sol 15 días antes y después del tratamiento y usar fotoprotección solar.

Peeling. Otras cuestiones.
El peeling no requiere de anestesia. La sesión dura aproximadamente 30 minutos. Puedes hacer vida normal tras la sesión. Los resultados son bastantes duraderos pero se recomienda sesiones de refuerzo atendiendo a cada caso.
Como efecto secundario puede aparecer una descamación y es importante que la trate con cremas hidratantes.